La palabra collpa proviene del quechua, y significa "tierra salada". Diferentes especies de aves (loros, periquitos, guacamayos, palomas y pavas) y de mamíferos (ronsocos, huanganas, sajinos y venados) comen la tierra en las colpas para obtener sodio, indispensable en su dieta. El consumo de arcilla es importante para disminuir los efectos de las toxinas que contienen las semillas y los frutos no maduros de los que se alimentan. Incluso hay aves dan arcilla a sus pichones, por lo que hay mayor actividad en las colpas entre agosto y febrero, la época de crianza. Los loros y periquitos colpean temprano en la mañana, y los guacamayos usualmente más tarde en el día. Muchas de estas especies se encuentran en peligro de extinción, y la actividad en las colpas es muy importante para su supervivencia en esta parte de Perú. Numerosos sucesos pueden afectar la actividad en las colpas: lluvia, neblina, paso de botes, presencia de aves rapaces, y la actividad de mamíferos y turistas.

 

 

Recomendaciones para una visita a la collpa:

  • Llegar más temprano que las aves
  • Esperar con paciencia y silenciosamente hasta que lleguen las aves
  • Evitar sacar fotos con flash
  • Llevar ropas de colores no brillantes. Evitar el rojo.
  • No salir del escondite mientras están comiendo los loros y guacamayos

 

 

 

Tu Idioma